[Cámara Oscura] en las escaleras sin fin del sagrado Monte Tai



Si hubiera una escalera que subiera directamente al cielo probablemente sería la que lleva a la cima del sagrado Monte Tai. Pero la experiencia de trepar los 7.200 escalones que llevan a la cima del Tai Shan, la montaña sagrada en la provincia de Shandong, parece más una sesión gigantesca de StairMaster que una experiencia religiosa. Y es que si se tiene en cuenta que el invierno es atroz y que más de seis millones de personas la ascienden cada año, el resultado es una larga caminata en subida entre ríos de gente. El viaje no es tanto por el destino -una nebulosa cima con restaurantes y tiendas- sino por el espectacular recorrido.

A pesar de que no es evidente por la escasez de templos o de edificios históricos, Tai Shan es una de las montañas sagradas más importantes de China -si no la más, como insisten algunos- y un lugar de peregrinación religiosa desde más de 3.000 años. Lo evidencia la lista, cuidadosamente guardada, de 72 emperadores que realizaron el ascenso hasta su cima, comenzando por Qin Shi Huang -el primer emperador de la China unificada- y su proclamación de la unidad del país desde su cima. Hoy en día la montaña atrae a millones de senderistas, atraídos por los paisajes declarados Patrimonio de la Humanidad en 1987.

Ah, ¿y por qué nos suena tan familiar el nombre de la montaña? Puede ser por la canción “Tai Shan” de Rush, el famoso grupo canadiense de rock progresivo, que descubrió el baterista Neil Peart durante un largo viaje en bicicleta por China. “I stood at the top of the mountain and China sang to me,” cantaba la voz del vocalista Geddy Lee (abajo les dejamos la letra de la canción entera).

Para ver la galería, haz clic sobre la foto. Se demorará cargando unos 30 segundos.








"Tai Shan" (Rush)

High on the sacred mountain / Up the seven thousand stairs 
In the golden light of autumn
 / There was magic in the air



The clouds surrounded the summit
 / The wind blew strong and cold

Among the silent temples
 / And the writing carved in gold



Somewhere in my instincts / The primitive took hold
I stood at the top of the mountain
 / And China sang to me
In the peaceful haze of harvest time / A song of eternity

If you raise your hands to heaven / You will live a hundred years

I stood there like a mystic
 / Lost in the atmosphere



The clouds were suddenly parted / For a moment I could see

The patterns of the landscape
 / Reaching to the eastern sea

I looked upon a presence
 / Spanning forty centuries


I stood at the top of the mountain / And China sang to me
In the peaceful haze of harvest time
 / A song of eternity

I thought of time and distance
 / The hardships of history
I heard the hope and the hunger
 / When China sang to me / When China sang to me



Si te gustó esta galería de viajes, consulta las otras:


[Cámara Oscura] en los paisajes rocosos y cavernosos del Monte Longhu


[Cámara Oscura] en los paisajes sagrados y nebulosos del Monte Sanqing

[Cámara Oscura] en el festival de hielo de Harbin 

[Cámara Oscura] entre las casas de piedra y los grafitis maoístas de Cuandixia