Corea del Norte aprieta el botón por quinta vez

Corea del Norte confirmó que en la mañana de este viernes realizó su quinta y más potente prueba de una cabeza nuclear en cercanías de Punggye-ri, el mismo lugar donde ha realizado los últimos cuatro ensayos en la última década, desatando una condena por parte de varios países que criticaron al régimen de Kim Jong-un por ser “fanáticamente imprudente”.




La televisión estatal norcoreana KCTV aseguró que la prueba de este viernes permitió demostrar que las ojivas nucleares ya fueron “estandarizadas para poder ser cargadas en cohetes balísticos”, lo que le permitirá al gobierno de Pyongyang producir “una variedad más pequeña, ligera y diversificada de cabezas nucleares de mayor potencia”.

El gobierno de Corea del Sur confirmó que se trata del mayor ensayo atómico que han realizado sus vecinos norcoreanos y ocasionó un sismo artificial de magnitud 5,3 que liberó 10 kilotones de energía.

El diario surcoreano Korea Joongang Daily precisó que el test nuclear se llevó a cabo este viernes durante el 68 aniversario del Día de la Fundación de Corea del Norte y fue realizado a las 09.30 hora local en Punggye-ri.

“El Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Azul llevó a cabo una reunión de emergencia presidida por la primer ministro surcoreana, Hwang Kyo-an para discutir el caso”, señaló en su versión online.



Melissa Hanham, investigadora del Centro James Martin para la No Proliferación de Armas Nucleares, aseguró que “es difícil verificar” si tuvieron éxito en este ensayo. “Mi temor profundo es que ellos van a lanzar una arma nuclear en uno de sus misiles y eso sería extremadamente peligroso porque podría desencadenar una guerra”, dijo a la CNN.

El analista especializado en temas de Corea del Norte del Instituto de Estudios Internacionales de Middlebury (EEUU) Jeffrey Lewis dijo a Reuters que el tamaño del temblor sugiere que se trata de un dispositivo con una capacidad de entre 20 y 30 kilotones, por lo que de confirmarse se trata del arma de mayor capacidad que haya usado Pyongyang.

Antes de que el gobierno norcoreano informara sobre el “éxito” de su quinto test, la presidente surcoreana, Park Geun-hye, dio por hecho que se trataba de una prueba nuclear y calificó el hecho como un acto de “autodestrucción” que demuestra la “maníaca osadía” de Kim, cuyo régimen calificó como “fanáticamente imprudente”.

“La única cosa que el régimen de Kim Jong-un puede obtener a partir de los ensayos nucleares son sanciones más fuertes de la comunidad internacional y su aislamiento. Tal provocación acelerará finalmente su camino hacia la autodestrucción”, dijo la mandataria a través de un comunicado de prensa.

Por su parte, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, consideró que si Corea del Norte había llevado a cabo una nueva prueba nuclear es algo “absolutamente inaceptable” y “no se puede condonar de ninguna manera”. “Debemos presentar una firme y fuerte protesta”.

Durante este año, además de esta prueba realizada el 9 de septiembre, hicieron un ensayo en enero pasado y el gobierno norcoreano aseguró que tiene en su poder cabezas nucleares miniaturizadas y han probado varios misiles balísticos, incluyendo algunos lanzados desde un submarino.



Pyongyang llevó a cabo su primer test nuclear en 2006, el segundo en 2009, luego en 2013 y el cuarto el pasado mes de enero. A raíz de ese ensayo, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas impuso sanciones más fuertes contra el régimen, incluidas algunas que afectan directamente a Kim Jong-un, pero no han surtido ningún efecto.

Philip Yun, el director de Ploughshares Fund, un grupo que aboga por el desarme nuclear, advirtió que Corea del Norte se ha convertido en un país “cada vez más agresivo”.

“La razón de esto es porque la comunidad internacional no está tomando este tema seriamente. No existe en este momento ninguna posibilidad de conversaciones o negociaciones, y esto sólo agrava la situación”, precisó el experto a la CNN.

[Crédito fotos: CNN y Ministerio de Defensa de Corea del Norte]

También puedes leer:


EEUU desplegará sistema antimisiles THAAD en zona rural surcoreana

Kim Jong-un: el niño problema de China

Fiesta en Pyongyang: Cómo pasarla bomba en Corea del Norte

Comentarios