Orfanatos fuera del sistema

Muchas organizaciones religiosas acogen a niños abandonados, pero dado a que no son registradas como un orfanato, ni reconocidas por el gobierno como tales, no pueden disfrutar de todos los beneficios del sistema nacional.






El gobierno chino muchas veces no reconoce estas organizaciones religiosas como orfanatos oficiales, lo que hace difícil registrarlos. La cuestión más preocupante es que conseguir el registro de los hogares (hukou) es necesario para muchos servicios del gobierno, entre ellos, que los niños puedan seguir una educación normal.

Es fácil para un monje encargado de un orfanato enseñar las escrituras budistas, pero se necesita la cooperación del gobierno para poder enviar a los niños a la escuela.

Según datos oficiales publicados por el buró de Asuntos Civiles, en el 2013 hubo un total de 878 de orfanatos no estatales en China, con 9.294 niños abandonados.

De estas organizaciones, 583 tenían una base religiosa. Otro problema que enfrentan los orfanatos religiosos, es el artículo que establece que los grupos religiosos no deben forzar a los niños abandonados a creer en alguna religión. La ley señala que no se puedo forzar a ningún niño/a menor de 18 años a creer en alguna religión.

"Es difícil separar a los niños de las actividades religiosas. Cuando las monjas van a misa y rezan, los niños simplemente imitan", comentó Wang Delan, una monja de la Iglesia Católica de Tangqiu. Y es que para los grupos religiosos, los rituales que practican son parte de su día a día. El buró de Asuntos Civiles se defendió diciendo que el principal objetivo del edicto es regular las actividades de caridad de los grupos religiosos, en lugar de restringirlos.

"Respecto a los orfanatos no estatales, no necesitamos privarlos de sus bases religiosas, sino más bien, utilizar plenamente el activismo de estos grupos y ayudar a estas organizaciones a mejorar profesionalmente", escribió en China Ethics News, Wei Dedong, vice decano de la Facultad de Filosofía de la Universidad Renmin de China.

El gobierno chino reconoce que el sistema aún es imperfecto, "La preocupación por el bienestar de los niños ha mejorado. Sin embargo, recién se está construyendo este sistema.

Así que tenemos mucho trabajo que hacer ", dijo Xu Jianzhong, subdirector del departamento de bienestar social en el Ministerio de Asuntos Civiles, en una entrevista. Se estima que el costo anual promedio de un orfanato con una capacidad de 180 niños sería de RM1.6 millones al mantenimiento anual, mientras que los orfanatos de tamaño medio con 50 y 80 niños retoma entre RM360, 000 y RM600, 000, respectivamente.

También puedes leer:

-China busca proteger a los niños abandonados con las “baby box”

- China y la baby box

Otra cara del éxito chino: los niños “dejados atrás”

- China evalúa relajar la política del hijo único


- Los retos de la política del hijo único


Para 2020, 24 millones de chinos estarán condenados a la soltería

El valor de un segundo hijo en China



Comentarios